Un registro valioso del vuelo a vela, para leer

Noticias 08 de diciembre de 2022 Por Prensa Planeadores Rafaela
"Días de vuelo", el libro de Ricardo Gaspar.
dias de vuelo
dias de vuelo

Ricardo Gaspar es un apasionado del vuelo a vela y a esas sensaciones que conoció allá por los años ´60 no las abandona.

Arrancó cuando el Club de Planeadores Albatros estaba en Merlo, e incluso en pleno cambio a San Andrés de Giles y su actividad se extendió hasta 1975. No hay que explicar mucho sobre los vaivenes de nuestro país y cómo se pueden complicar las actividades de golpe, sobre todo por cuestiones económicas, por eso demoró dos décadas en volver a trepar a los aires.

En un Jantar volvió a recuperar la actividad en ese momento y valiéndose de su experiencia como cronista volante del diario La Prensa en 1958 se dejó llevar por el gusto de escribir sobre los planeadores y la vida en torno al deporte.

A sus 86 años cuenta que comenzó a compartir su vida con la que fuera su esposa, Violeta, cuando se recibió de piloto y entendía que tenía que dejar un testimonio de los cambios que había tenido la actividad en tantos años. 

Fue así que hace 20 años más tarde escribió un “librito de recuerdos, especie de autobiografía volovelística, y guía algo técnica”, pero también ese texto tiene un significado extra en memoria de ella que lo acompañó hasta 2021, durante 58 años.
Hace 20 años la tecnología era tan precaria que nos hacía creer que para desarrollar un libro sólo el papel era el soporte posible. Si bien es cierto que tiene otro encanto hoy por hoy hay más alternativas, sin embargo, en ese momento Ricardo lo había escrito, lo imprimió en su casa y repartió algunas copias entre amigos.
Fue con esa acción que logró conservar un registro de su obra en manos de Manuel “Lito” Fentanes, del Club de Planeadores Zárate y definitivamente llegó la publicación por parte de la Editorial Dunken.

“Días de vuelo” tiene un caudal de experiencias de lo que fue el vuelo a vela en otras décadas, de las formas de practicar este deporte sin tantos elementos como ahora, que permiten al piloto enfocarse más en el vuelo. Si bien no se consigue en las librerías de la manera más tradicional, muchos tienen copias que pueden prestar y pasar entre los pilotos, pero también a los que desconocen esta actividad atrapante.

Ricardo comenta que su única posibilidad actualmente está dada en volar en biplaza, porque su licencia ya no lo habilita a volar solo. Con movilidad disminuida de tanto en tanto va a Albatros a volar con un instructor al que él “saca a pasear”, para volver a sentir todo lo que un planeador le aporta a cada uno que lo dirige.

Te puede interesar