Balance y conclusiones del Nacional

Noticias 09 de diciembre de 2022 Por Prensa Planeadores Rafaela
Informe de Fernando Pais
_MG_0077
Fernando Pais

El 69º Campeonato Nacional de Vuelo a Vela del Club de Planeadores Rafaela en el marco de sus 80 años fue un éxito. Sin dudas fue uno de los campeonatos nacionales más importantes de la historia del vuelo a vela nacional y seguramente será recordado por muchos años por diversos aspectos.
Y en verdad los rasgos distintivos de Rafaela 2022 fueron varios.
Las condiciones de vuelo fueron excepcionales, casi como las del 2008, el otro Nacional de Rafaela. Los números hablan por sí mismos con diez pruebas disputadas sobre doce días:

    Kilómetros recorridos totales: 164.798 km 
•    ESTÁNDAR     – 40.049 Km – con un promedio de 2.860 Km por participante
•    OPEN    – 54.038 Km – con un promedio de 3.602 Km por participante
•    15 MTS     – 70.711 Km – con un promedio de 3.367 Km por participante

Mayor distancia por clase 
•    ESTÁNDAR         – 514 Km prueba AAT         – 408 Km prueba AST
•    OPEN         – 666 Km prueba AAT         – 412 Km prueba AST
•    15 MTS         – 582 Km prueba AAT        – 444 Km prueba AST

Mayores promedios por clase 
•    ESTÁNDAR         – 128,15 Km/h
•    OPEN         – 147,23 Km/h
•    15 MTS         – 131,44 Km/h

Fue el debut de Roberto Vogt como Director de un Nacional, de Sergio Goddio en Deportiva y de Daniel Micoli en Operaciones.
Fue el primero en poseer un equipo de comunicación, encabezado por Gustavo Micolli, con pasantes y profesionales en manejo de imagen y contenidos en redes sociales, portales.
Fue el primero en poseer un propio sitio web con información previa y durante, actualizada, de la competencia.
Fue el primer campeonato de Sudamérica, y tal vez de todo el mundo, en transmitir por Instagram y Youtube imágenes de los despegues y las llegadas, con una mesa de comentarios de pilotos experimentados comentando, todo en vivo, como una transmisión de otros deportes, con las implicancias de las pruebas y la competencia, con aportes para el conocimiento de la actividad.
Fue innovador en varios aspectos de la comunicación diaria a medios, con partes de prensa con los resultados de las pruebas e implicancias del desarrollo de la competencia.
En redes se distinguió incluso por la profusa cantidad de contenido de imagen y texto para la comunidad del vuelo a vela, pero además del público en general en la búsqueda de la difusión de nuestro especial aerodeporte.
Fue innovador en la publicación en el día de los tres primeros puestos de cada clase, con fotos de los ganadores y su difusión. Todo un cambio cultural que fue aceptado y apoyado por los pilotos.
Renovó y sostuvo las operaciones de despegues y aterrizajes de 55 competidores, en diez pruebas, sin registrar ningún incidente ni situación de emergencia.
Capitalizó el conocimiento y capacidad de Lucas Berengua en Meteorología para aprovechar al máximo cada uno de los días de vuelo.
Fue desafiante en el planteo de diferentes pruebas, para apelar a la capacidad de vuelo de los pilotos, con pruebas AAT y AST que particularmente tuvieron su desafío propio.
Logró uno de los promedios generales de velocidad al sumar las velocidades logradas más altos de la historia del vuelo a vela para un campeonato nacional.
Mantuvo su camping, dependencias sanitarias, y servicio de bar/comedor a la altura de las necesidades de una competencia de este nivel, con un trabajo del equipo del CPR con sus socios y colaboradores de muchos meses previos y durante el campeonato.
Obtuvo la colaboración de los clubes con sus aviones de remolque, en varios casos con el único remolcador de esos clubes, para apoyar el desarrollo del vuelo.
Contó con la participación de dos competidores de Brasil, y la visita de una delegación del único club de vuelo a vela de Paraguay.
Puso en práctica el mecanismo de los Jefes de Equipo, y desde la dirección se jerarquizó esa figura de los campeonatos y de los clubes que compiten.
Mantuvo, todos los días, dos puestos de pesaje antes de ingresar a la caja en pista, caja que unos días fue abierta a las 7:30 de la mañana para aprovechar las buenas condiciones.
Fue además el primer Campeonato Nacional en aplicar el reglamento de FAVAV que establece controles de alcoholemia y narcolemia a los pilotos de manera aleatoria y sin preferencias.
Fue un campeonato que tuvo casi on line, gracias a Sergio Solfa, los resultados de cada prueba, en función del envío de los registros.
En un aeródromo controlado, con otras instituciones y vuelos diarios de empresas y servicios, se logró articular la actividad gracias a la colaboración y predisposición de la jefatura del aeródromo Rafaela.
Desde la organización, y con la ola de calor, se acompañó para facilitar la asistencia médica de algunos pilotos y miembros de las delegaciones.
Y fue, por sobre todas las cosas, una organización que escuchó, contempló, analizó y decidió con criterio propio y capacidad demostrada en la manera de llevar al éxito el “Modo Rafaela” de hacer un campeonato. 
Un modo construido colectivamente, para hacer desde una copa, un regional, a un nacional, y tal vez algún día algo más grande, en el Club de Planeadores Rafaela.

Fue particular para el propio Club de Planeadores Rafaela, que además de Marcos Meronio con su destacada actuación, tuvo como debutantes a Miguel Serrano y a Mauro Jusco, más el aporte de Leo Palmieri volando el Janus para hacer conocer la experiencia de un Nacional a otros pilotos.
En lo personal fue la oportunidad de volar el Nacional de mi club. Después de haber visto desde el alambrado el 2008, este 2022, colaborando en la organización, reencontrándome con amigos de todo el país, conociendo nuevos amigos con alas, volando el mejor planeador del club en mi primera experiencia en la Clase 15 Metros, fue un honor y una responsabilidad que hubiera querido coronar con un mejor resultado deportivo individual para Rafaela, pero que en el balance general de lo que fue el Nacional 2022, no podría estar más que satisfecho, y por ello dar las gracias una vez más. A todos los que me ayudaron y apoyaron, a los que creen y viven en esta amistad de alas blancas. 
Gracias CPR y vamos por el próximo desafío!

Fernando Pais

Te puede interesar